Top
En este articulo, de fray bentos, conociendo la cocina del mundo te mostraremos el museo donde se hizo corned beaf para todo el mundo, principalmente en epoca de la segunda guerra mundial, donde los aliados necesitaban proteinas y carbohidratos para pelear contra los paises del eje

Breve historia del nombre

En este artículo de Fray Bentos, conociendo la cocina del mundo, tiene una singular historia sobre su nombre. La ciudad de Fray bentos, capital del departamento de Río Negro, data de mediados del siglo XIX; su nombre original fue Villa Independencia. A fines de este siglo, adquirió importancia y un gran desarrollo industrial con la llegada de alemanes y luego de ingleses que levantaron florecientes fábricas desde donde se exportaron alimentos a todo el planeta. Llegó a ser llamada “la gran cocina del mundo”.

El nombre “Fray Bentos” acarrea cierta incertidumbre; no obstante, se coincide en que podría provenir de un fraile de apellido Bentos. Al parecer, este religioso ermitaño se instaló en la zona denominada hoy Rincón de Haedo, donde en la actualidad existe una población del mismo nombre. Allí fundó un asentamiento que, según documentan los historiadores, fue obligado a despoblarse en dos oportunidades por las incursiones indígenas violentas encabezadas por un indio llamado Iramundi. Las versiones históricas llevan a justificar la posterior autorreclusión del religioso en una gruta encontrada en la zona del arroyo Caracoles, al sur de la hoy ciudad de Fray Bentos.

Situada en las márgenes del río Uruguay, la capital del departamento de Río Negro ofrece diversos atractivos históricos y naturales al visitante, además de una amplia oferta de servicios gastronómicos y hotelería.
Allí se instaló el primer establecimiento industrial del país y uno de los más importantes de América, recientemente declarado Patrimonio Histórico Cultural de la Humanidad por la UNESCO. 

Dentro del Paisaje Cultural Industrial Fray Bentos, se encuentra el frigorífico Anglo que en su época de auge fue conocido como “la cocina del mundo”. Su fama a nivel mundial se extendió por haber destinado buena parte de su producción de carne a la fabricación de corned beef, alimento de miles de soldados durante las principales guerras del siglo XX.

Cómo ir

Nosotros partimos desde Capital Federal, y la distancia recorrida fue de 290 kilómetros. Luego de parar a la costanera de Gualeguaychú cruzamos el puente Libertador General San Martín y luego de unas preguntas de rutina de la policía Uruguaya estábamos en el país vecino.

si venís desde Montevideo debes agarrar las rutas 24 y 2

desde Paysandú: la ruta 136

y desde Argentina. la mejor opción es la que te mencione anteriormente de cruzar por Gualeguaychú (Entre Rios).

Ya que te vas a encontrar cerca de Colonia de Sacramento, te aconsejo una visita guiada.

Cruzar la frontera Fray Bentos – Gualeguaychú

La ciudad tiene a 9 kilómetros el Puente Libertador General San Martín que une Uruguay con la ciudad de Gualeguaychú en Argentina. El paso fronterizo está abierto las 24 horas. y en la entrada al puente se encuentran las oficinas de migraciones y aduana. Se puede cruzar la frontera con DNI o cédula (que no esté vencida). Los menores de 18 años que viajen sin uno de sus padres necesitan permiso de juez o escribano.

Que ver y hacer en Fray bentos

Caminá por la rambla

Un muy lindo sitio para visitar. Con mucho para ver. Y también sacarse fotos. Muy cuidado. Muy bien mantenido. Con muchas estructuras y monumentos, pero sin dudas la estrella del sitio es el río y el verde natural que le da la vegetación. Si se va a Fray Bentos es imposible perderse éste paseo.

Fue realizada en 1940 por los arquitectos Carlevaro y Avella Trías, utilizando espacios ganados al río Uruguay que fueron rellenados con material de las barrancas. En esta zona se puede pescar y practicar deportes náuticos y por las tardes es el punto de encuentro de los habitantes de la ciudad.

Balneario Las Cañas

Te vas a encontrar con un Excelente balneario para pasar la tarde, muy cuidada la playa muy limpia, tiene baños públicos y despensas muy cerca para comprar todo lo que haga falta. Además los atardeceres en Las Cañas y la puesta del sol sobre el río es algo único digno de ver.

El Balneario debe su nombre a que en los lugares bajos de la zona, acompañando los cauces de los arroyos y cañadas, crece  una especie de cañaveral único en la región, nacen desde ambas margenes de las corrientes de agua formando arcos y galerías.

El predio donde hoy esta el balneario, fue parte de una gran extensión  de tierras propiedad de la firma inglesa dueña del Frigorífico Anglo. Al crearse la Colonia Tomas Berreta quedo al descubierto la belleza de este lugar con playas de finas arenas doradas, grandes dunas, barrancas, monte indígena, raros cañaverales y hermosos atardeceres.

En 1946, El Intendente Municipal de Rió Negro, Guillermo Ruggia, decide transformar el lugar en un balneario. A partir de entonces comienzan a  agregarse caminos e infraestructura como paradores, y moteles. Mas adelante en el año 1965 el Intendente Luís Alzáibar, decide la creación de un centro poblado en una extensión de veinte hectáreas, formado por 250 solares. De ahí en mas se fueron agregando servicios, se habilitaron nuevas playas.

Teatro Miguel Young

Este sitio es uno de los emblemas de Fray Bentos recientemente reformado. Con una arquitectura muy bella y en un buen punto de la ciudad, su interior alberga al rededor de 500 personas dispersas entre la planta con butacas y tres pisos con balcones en semicírculo. Sin duda es un sitio digno de visitar.

Está muy bien conservado, Con una flamante restauración. Lo mejor es la guía, transmite la historia del teatro así como la de Miguel Young y el resto de la ciudad.

En el teatro Miguel Young, en fran bentos conociendo la cocina del mundo
Un teatro totalmente refaccionado por dentro, ideal para ser visitado donde podrás ver la historia del lugar

Museo Luis Alberto Solari

Luis Alberto Solari fue el primer artista uruguayo, que en el año 1989 tuvo su museo en vida. Esto le permitió colocar la mayor parte de la obra que se exhibe. Esto es algo que no es frecuente. Este pintor nacido en Fray Bentos, presenta obras desde su etapa inicial, pasando por sus diferentes periodos. No quedan fuera sus clásicos cuadros de refranes ni sus últimas creaciones que se acercan más a composiciones escultóricas.

Forma parte del Paisaje Industrial Fray Bentos, patrimonio de la Humanidad (UNESCO). No olvidar hacer una visita guiada en el museo Solari, que expone la obra de este excelente y excepcional artista plástico.

Es un interesante edificio histórico construido por una institución que apoyaba a los inmigrantes que venían a trabajar a la Liebig’s Extract of Meat Company, se exponen videos interpretativos, y obras de arte que son renovadas periódicamente en acuerdo con la familia, a quienes pertenece el acervo.

Ex frigorifico Anglo: conociendo la cocina del mundo

El ex Frigorífico Anglo de Fray Bentos, Uruguay, ícono del afamado corned beef, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco debido a su valor cultural y su aporte histórico como la procesadora de carne más grande del mundo. Creado en 1873 como Frigorífico Liebig, cambió de dueños en 1924 y se transformó en Anglo.

La reciente distinción incluye la imponente arquitectura de la vieja usina, que conserva su maquinaria original, sus muelles sobre el río Uruguay, el matadero, las áreas de pastoreo para el ganado, una escuela y las residencias de obreros y jefes, todo lo cual que se extiende por 275 hectáreas.

“Este sitio es un ejemplo de la evolución de la estructura social y económica de los siglos XIX y XX en Uruguay y en la región, resultante de la integración de 4.500 inmigrantes de 60 nacionalidades, que llegaron a trabajar allí. Fue la primera empresa que dio empuje a la industria alimentaria de escala internacional”

Lugar declarado Patrimonio Histórico de la UNESCO en el 2015, vale la pena visitarlo. Se puede entrar a su museo. Vale la pena conocer este lugar con tanta historia, conocida como “la gran cocina del mundo”, sus productos recorrieron varios continentes. Se hicieron famosos sus productos en especial durante la primera y segunda guerra mundial al alimentar a los ejércitos aliados.

Sin discusión, si estás en Fray Bentos, conociendo la cocina del mundo, la vale la pena visitarlo. Y si podes, mejor hacer las visitas guiadas. Los horarios son por la mañana y luego a las 15 horas. El tour guiado cuesta $120 (uruguayos) por persona.
Nosotros llegamos al museo investigando, pero nada de lo que te cuenten puede verdaderamente describir lo que se siente al visitarlo.
Se trata de un frigorífico de fines del siglo IXX con una larga y riquísima historia, en la que no voy a adentrarme, pero que resulta apasionante para quienes gustan de estos lugares que nos hablan de nuestro pasado.

Está ubicado un poco al sur de la ciudad de Fray Bentos, en un predio de varias hectáreas y conformado por distintos edificios que sirvieron a la producción industrial de corned beef y más de 220 productos derivados.

Al visitarlo uno se encuentra con “ruinas” de aquel esplendor que tuvo el lugar hace ya muchísimos años. Aun se puede imaginar el movimiento frenético de sus casi 4500 obreros que trabajaban en sus mejores épocas en distintos turnos

Queda claro que es una joya escondida (por lo menos para muchos turistas) y que es necesario visitar, por lo menos para quienes quieran conocer in situ la historia que muchas veces se puede leer en los libros.

Un tanque de guerra llamado Fray Bentos

No podemos dejar pasar, por su riqueza y por ser realmente demostrativo, el hecho de que un grupo de nueve hombres del ejército británico, al momento de recibir uno de los primeros tanques de guerra que se ponían a disposición como recurso bélico en la Primera Guerra Mundial, optara por ponerle de sobrenombre a su flamante F-41, nada menos que “FRAY BENTOS”, porque se sentían dentro de esa carcaza, como carne enlatada de lo que comían todos los días.

Barrio Anglo

Al localizarse la fabrica en un lugar despoblado, la empresa tuvo que resolver el alojamiento de sus trabajadores mediante la construcción de viviendas.El área residencial incluia viviendas para el personal jerarquico, empreados y operarios y tambíen instalaciones sociales, culturales, administrativas y hasta deportivas. A cada clase social correspondía un tipo de arquitectura.

Si sos amante como nosotros de los pueblos, con historia, te recomiendo que leas nuestro artículo: Ernestina un pueblo con aires de realeza

camina por el barrio anglo de fray bentos, conociendo la cocina del mundo podras imaginar como fueron los trabajos que hacian alli
Parte de la estructura del Barrio Anglo, allí podrás imaginar como se trabajaba y vivía en aquel momento.

Un lugar donde trabajó gente de todo el mundo

En Fray bentos, conociendo la cocina del mundo Te vas a asombrar, en la planta trabajando hubo mas de 60 nacionalidades distintas, de Europa, Asia y América, venían solamente a trabajar, a recibir un salario y poner el pan sobre la mesa, por lo que las condiciones no importaban. Pero con el tiempo la situación fue mejorando, con conquistas importantes.

Memoria viva

Aunque dejó de funcionar en 1979, la memoria y la identidad de Fray Bentos están fuertemente unidas a este establecimiento. Prácticamente todas las familias de Fray Bentos tienen entre sus ancestros algún familiar que estuvo vinculado al frigorífico. En la ciudad y en el Barrio Anglo todavía viven ex trabajadores de la empresa, que transmiten con orgullo sus vivencias a las nuevas generaciones

Administración y oficinas

Alli vas a encontrar el moviliario original y la forma de trabajo administrativo, como así también la organización según sus jerarquías, si recorrés el museo las vas a ver tal cual estaba en épocas pasadas. Te vas a encontrar con maquinas de escribir, planillas y mobiliario de la década del 30 tal cual estaba.

se destaca también las huellas que revelan el desgaste de la tabla de madera del piso, dejadas por un empleado que trabajó 40 años en forma initerrumpida. se cree que al ser alto necesitaba estirar sus piernas. estas historias es la que te queremos transmirtir en fray bentos, conociendo la cocina del mundo

dentro del museo Anglo, en fray bentos, conociendo la cocina del mundo, se podrá observar las marcas de los pies de un empleado que dejó su huella

Horarios y propuestas en torno al Museo de la Revolución Industrial 

Acceso Sala de Exposiciones MRI (Planta Alta y Planta Baja)
Días: Martes a Domingo Horario: 09:30 a 17:00

Visitas a Casa Grande
La Casa estará abierta para visitas Días: Sábado, Domingo y Feriado
Horario: 12:00 a 14:00 Entrada: Gratis

Visitas Guiadas por la Planta Fabril, Fray bentos ,conociendo la cocina del mundo
Martes a domingo-horario: 10:00 y 17:30 hs.

Entrada gratuita: menores de 10 años y ex obreros.

Comments:

  • 26/11/2020

    Para ser honestos, nos ha sorprendido muchísimo este post sobre Fray Bentos, conociendo la cocina del mundo. Nunca hasta ahora habíamos oído hablar de este lugar y, según contáis, bien merece la pena hacer una visita, pues esconde muchas historias y rincones con encanto. 🙂
    ¿Cuánto tiempo invertisteis en total en la visita?

    Saludos.

    reply...
  • 26/11/2020

    El título de la cocina del mundo me hacía creer en algo más relacionado con restaurantes que con fábricas de comidas. Es super curioso que habiendo tantos trabajadores allí no sea muy conocido al menos aquí en España, y me parece emocionante que se haya conservado de tal manera todo para poder visitarlo e imbuirte de su espíritu de los años 30. Hasta que año estuvo activo el complejo?

    reply...
  • 26/11/2020

    El título de la cocina del mundo me hacía creer en algo más relacionado con restaurantes que con fábricas de comidas. Es super curioso que habiendo tantos trabajadores allí no sea muy conocido al menos aquí en España, y me parece emocionante que se haya conservado de tal manera todo para poder visitarlo e imbuirte de su espíritu de los años 30. Hasta que año estuvo activo el complejo?

    reply...
  • 28/11/2020

    Hola!
    Qué súper interesante este artículo. Debo haber pasado un par de veces en camino a Uruguay desde Argentina, pero por el apuro de llegar (por qué será que siempre estamos apurados para llegar a destino, sin disfrutar del camino?), no se nos ocurrió visitar esta ciudad.
    Viendo los interesantes lugares que nos muestran, especialmente la Cocina del Mundo, puedo imaginar lo que habrá sido en esa época la cantidad de personas tratando de hacerse entender y lográndolo a través del lenguaje común que es el trabajo y el esfuerzo.
    Muchas gracias por este artículo! Saludos.

    reply...

post a comment